El primero

Historia de los Mundiales. Uruguay 1930

La sede

Figura

Goleador

El Tri

Campeón

Resultados

Curiosidades

Equipo ideal

Archivo
La primera Copa del Mundo de la historia le dio el trofeo a los locales, mientras que el Tri navegó en la intrascendencia

@Univ_Deportes

 

daniel.blumrosen@eluniversal.com.mx

 

Y el primer tomo de la fantástica historia que llegará a 20 ediciones en Brasil tuvo un feliz desenlace, tal como esperaba el galo Jules Rimet, principal arquitecto del evento futbolístico que derrumba fronteras cada cuatro años.

 

Con los delanteros José Pedro Cea y Héctor Castro como figuras, la selección uruguaya ganó la primera edición de la Copa del Mundo, efectuada en su país del 13 al 30 de julio.

 

Rimet, entonces presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA), promovió la creación de un torneo que reuniera a los mejores combinados del planeta. La idea original es que fuera disputado por 16, mas sólo asistieron 13, debido a la lejanía del país sudamericano con Europa y las dificultades que en ese momento existían para trasladarse desde el viejo continente.

 

Pese a que Yugoslavia alcanzó las semifinales, charrúas y argentinos partieron como favoritos. En ese entonces, Brasil desempeñaba un rol secundario, más allá de tener estrellas como los atacantes Joao Coelho Neto Preguinho y Moderato Wisinteiner.

 

Los protagonistas del "Clásico del Río de la Plata" marcaban la pauta... Y lo comprobaron sobre el lienzo verde.

 

Con un inusual formato, ya que sólo el Grupo Uno fue conformado por cuatro equipos (los otros tres tuvieron a tres representativos, cada uno), el primer Mundial se caracterizó por la marcadas diferencias entre los participantes. Once de los 18 juegos celebrados terminaron en goleada (tres o más tantos de diferencia). Los anfitriones propinaron dos (4-0 a Rumania y 6-1 a Yugoslavia).

 

El combinado dirigido por Alberto Suppici dio muestra de su poder desde los segundos iniciales de su participación. Ganó los cuatro juegos que disputó, con 15 goles marcados y tres recibidos.

 

Mantuvo su portería imbatida durante 184 minutos. El yugoslavo Djordje Vujadinovic fue el primero en horadar el arco charrúa. Lo hizo al cuarto minuto de la semifinal disputada en el hoy mítico estadio Centenario, construido para el certamen.

 

Los locales resolvieron con facilidad ese juego y se encontraron a Argentina en la final, cuyo paso también fue arrollador.

 

Guillermo Stábile era el motor de una selección dispuesta a amargar la fiesta preparada para el encuentro cumbre. Casi 70 mil espectadores acudieron al Centenario la tarde del 30 de julio de 1930. La mayoría, con la esperanza de que su combinado ocupara el primer nicho disponible en la bóveda celestial.

 

Se quedaron cerca de lograrlo. Un tanto de Carlos Peucelle y otro de Stábile hicieron que se fueran al vestuario con ventaja (2-1), pero una furibunda reacción de sus eternos contrincantes les arrebató la gloria.

 

Cea, Victoriano Iriarte y Castro, firmaron las anotaciones que desataron el éxtasis. Uruguay cumplió los pronósticos y se llevó la primera edición de la Copa del Mundo, con un irrefutable 4-2.

 

El sueño de Rimet se hizo realidad, con algunos detalles que serían pulidos durante las siguientes ediciones. Lo importante es que el balón por fin rodó en los campos de la universalidad, pese a ser en uno de los rincones más meridionales del planeta.

 

Festejo coronado con el éxito de una generación que aseguró su sitio en la inmortalidad.

 

LA PARTICIPACIÓN DE MÉXICO

 

Más allá de ser honrada con jugar el primer cotejo en la historia de los Mundiales, la Selección Mexicana tuvo un oscuro andar en Uruguay 1930.

 

El equipo dirigido por el español Juan Luque de Serrallonga cayó en sus tres presentaciones. Encajó 13 tantos. Ningún participante recibió más.

 

Compartió el Grupo Uno con Francia, Chile y Argentina. Todos le superaron con facilidad. Terrorífico debut.

 

Todo empezó la tarde del 13 de julio, en el estadio Pocitos de Montevideo. El esférico rodó por primera vez en la cancha de la universalidad... Y el Tricolor la pasó mal ante un veloz y efectivo representativo galo.

 

Francia se llevó la victoria (4-1), con un doblete de André Maschinot (43' y 87'). El delantero Juan Trompo Carreño, ícono del Atlante, marcó el primer gol mexicano en la historia del máximo evento futbolístico del planeta (70'). Otorgó cierta alegría a un combinado superado desde el silbatazo inicial del árbitro uruguayo Domingo Lombardi.

 

Rafael Garza, Manuel Chaquetas Rosas e Hilario López también destacaban en uno de los dos representantes de la Concacaf. El otro fue Estados Unidos, que alcanzó la etapa previa a la final.
Estar en el único sector con cuatro selecciones, permitió a la Mexicana jugar tres duelos.

 

Para el enfrentamiento con Chile, Luque de Serrallonga realizó dos modificaciones: Isidro Sota sustituyó a Óscar Bonfiglio en la portería y Roberto Gayón en lugar de Dionisio Mejía. El resultado no varió mucho. Los andinos se impusieron en el Parque Central (3-0).

 

Bonfiglio volvió al arco en el último duelo, frente a Argentina, que terminó subcampeona. Los sudamericanos golearon (6-3), con hat-trick de su delantero estrella, Guillermo Stábile.

 

La albiceleste ya ganaba 3-0 antes de que se cumplieran los primeros 20 minutos. La disparidad era evidente. Amarga presentación mexicana sobre el césped del estadio Centenario, actual catedral del balompié uruguayo.

 

Dos anotaciones del Chaquetas (42' y 65'), así como uno de Gayón (75'), maquillaron un poco el desempeño tricolor.

 

Participar en la primera Copa del Mundo, y disputar el duelo inaugural, dio a la Selección Nacional un lugar en la historia del futbol, mas la aventura fue triste, marcada por las derrotas.

 

Luque de Serrallonga y sus hombres finalizaron últimos de la tabla. Perú, Bélgica y Bolivia también se fueron de Uruguay con las manos vacías, pero la diferencia de goles mexicana (-9) fue la peor entre los cuatro.

 

Historia negativa que no cambiaría mucho en las siguientes ediciones de la Copa del Mundo.

 

mcs

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

La sede

Figura

Goleador

El Tri

Campeón

Resultados

Curiosidades

Equipo ideal

En video

{{video.node.date}}