Golpes y disparos

Brotan protestas en Brasil a horas del Mundial

Los enfrentamientos, en los que al menos tres periodistas y dos manifestantes resultaron heridos, comenzaron esta mañana en la zona este de Sao Paulo

 

La policía y manifestantes se enfrentaron el jueves en Sao Paulo, apenas horas antes del partido inaugural de la Copa del Mundo en esa ciudad.

Más de 300 manifestantes se congregaron en la avenida principal que conduce al estadio Itaquerao, en el este de Sao Paulo. Algunos intentaron bloquear el tránsito, pero la policía respondió con gases lacrimógenos y bombas de ruido.

Algunos manifestantes sufrieron heridas al ser impactados por balas de goma, mientras que otros exhibían los efectos de los gases. Un fotógrafo de The Associated Press sufrió una herida leve en una pierna, después que una bomba de ruido detonó cerca. CNN reportó en su portal que dos de sus periodistas también fueron heridos.

"Estoy totalmente contra la Copa" , dijo la manifestante Tamares Mota, una estudiante universitaria que participó en la demostración. "Estamos en un país donde el dinero no va a la comunidad, y mientras tantos vemos cómo gastan millones en estadios".

Entre los manifestantes había anarquistas que utilizan la forma de protesta conocida como "Black Bloc" , que usualmente recurren a la violencia y el vandalismo.

Estos manifestantes se han enfrentado con las autoridades en varias ciudades brasileñas desde el año pasado, mientras han continuado las protestas que comenzaron durante la Copa Confederaciones de 2013.

Mientras, unos 300 manifestantes se reunieron en el centro de Río de Janeiro en otra demostración contra el Mundial. En las primeras horas de la tarde, no se habían reportado enfrentamientos con la policía, a medida que los participantes marchaban para denunciar el gasto de fondos públicos en el torneo en un país con grandes necesidades sociales.

Las manifestaciones en meses recientes han sido más pequeñas comparadas con las del año pasado, cuando hasta un millón de personas salieron a las calles en una noche para protestar por los problemas sociales del país y el alto costo del Mundial para sus ciudades. Esas protestas, en su mayoría, eran espontáneas y no había un grupo que las organizara.

Eso ha cambiado, según David Fleischer, un politólogo de la Universidad de Brasilia. Indicó que las protestas recientes son más pequeñas porque tienen "metas muy específicas, así que es fácil para la policía controlarlas".

Ya que las protestas recientes han sido organizadas por grupos conocidos, hay líderes con los que el gobierno puede negociar. Por ejemplo, Fleischer dijo que en la última semana el gobierno federal convenció al Movimiento de Obreros Sin Techo para que no realice manifestaciones durante la Copa.

Sin embargo, todavía hay grupos del movimiento Black Bloc y otros "anónimos con los que es difícil negociar, porque no tienen líderes con quienes hablar" , dijo Fleischer.

 

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

En video

{{video.node.date}}