Insegura e insalubre

Ciudad peligrosa de Brasil

AP
Fortaleza, lugar donde jugará el Tri su segundo partido, es la favela más grande, insegura e insalubre

alberto.torres@eluniversal.com.mx

FORTALEZA.— Contrario a lo que se piensa, la favela más grande de este país no está en Río de Janeiro, se encuentra en esta ciudad. Le llaman el Barrio del Gran Pirambú. Un conjunto de caseríos sin urbanización ubicado al norte de la ciudad. Hasta aquí llegan a vivir al año miles de cearenses y nordestinos que buscan escapar de la pobreza y la sequía del nordeste de Brasil.

Desde qué uno llega al aeropuerto de esta ciudad, en camino al Estadio Arena Castelao o a la zona hotelera a los costados del camino se miran los caseríos de tejas naranja, calles polvorientas sin pavimentación ni drenaje, laberínticas y angostas.

La capital de Ceará esta plagada de migrantes. Es la ciudad más grande del noreste brasileño y cuenta con uno de los puertos más grandes y el más próximo de América con Europa y África. Y con la ilusión de una vida mejor la gente llega hasta aquí para vivir en barrios de reciente creación bajo condiciones marginales e insalubres.

La alta migración ha generado los cinturones de marginalidad en los que se han agrupado varios barrios que forman la Gran Pirambú. Según el censo 2010 de Brasil, en Fortaleza viven más de 130 mil personas en la pobreza, en unas 400 favelas que existen en esta ciudad.

De acuerdo con el ranking de las ciudades más peligrosas del mundo, Fortaleza ocupa el séptimo lugar, de acuerdo con las Naciones Unidas, que aseguran también que es la quinta ciudad del mundo más desigual por la distribución de recursos y percepciones de sus habitantes. Aquí los robos a mano armada, las extorsiones y secuestros tienen una alta incidencia.

El tráfico y distribución de drogas en sus calles es también uno de los mayores delitos. Por su ubicación estratégica, cercana al puerto más próximo a África y Europa, sus calles son disputadas por pequeños cárteles que buscan mantener su hegemonía en las rutas y la distribución. Tiene una de las poblaciones adictas al crack más grandes de Brasil.

En sus calles, moran muchas personas sin hogar, siendo niños y niñas el mayor número de población, sin embargo, hay señalamientos de organizaciones de ayuda social que denuncian que en esta capital hay una limpieza social, y varios de los niños de la calle fueron llevados a otros puntos afuera de la ciudad para tener una mejor imagen del lugar ante la llegada de los turistas para la Copa del Mundo.

Por ahora en las calles de Fortaleza las pintas y las protestas no son visibles. Y unidades militares resguardan la seguridad.

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

En video

{{video.node.date}}