Brasil 2014

Un plan con signo de dólares

OSCAR GONZÁLEZ
La agencia oficial de la FMF recupera ahora su inversión multimillonaria, con el atractivo de llevar al ex mandatario, Felipe Calderón, quien después del México-Brasil termina su viaje mundialista

José Ángel Parra, Enviado

[email protected]

FORTALEZA.- Ha sido tal el impacto del crucero MSC Divina, diseñado para seguir la ruta de México en Brasil 2014, que hoy registra números redondos. "Las expectativas se cubrieron, pasamos la media, que era el punto de equilibrio, y ahora podemos decir que ha sido todo un éxito", presume Juan Solís, director de operaciones de Mundomex, empresa que ha rentado la embarcación durante el tiempo que dure la Copa del Mundo.

Del puro navío, la agencia oficial de la Federación Mexicana de Futbol -que lo es también de FIFA- ha invertido 53 millones de dólares, además de paquetes aéreos y de transportación terrestre, así como los boletos para los distintos escenarios mundialistas, que en su totalidad equivale, a decir de Solís, a unos 156 millones de dólares.

Existen 12 paquetes diferentes relacionados con este crucero, que van desde las cinco hasta las 20 noches. "Del más económico estamos hablando de 9 mil dólares, que es el de cinco noches, y el paquete 12, que incluye todo el Mundial, tiene un costo de 32 mil dólares", detalla el ejecutivo.

En un principio, comparte, "pensamos que este Mundial iba a ser mucho para empresas, pero el turismo individual está muy presente, tanto que registramos una ocupación de 60% para corporativos y 40% que vienen a nivel individual".

Curiosamente, el ex mandatario mexicano, Felipe Calderón, ha gastado de su propia bolsa en este crucero, como lo detalla Solís en entrevista con EL UNIVERSAL: "Sí, él viene pagando. Habló a Mundomex y adquirió su paquete. Nos dijo, 'quiero llevar a mi hijo' y ambos están aquí. Él va a estar aquí 10 noches, un paquete cinco, que incluye el primero y el segundo juego de la Selección Mexicana", precisamente contra Brasil, a disputarse en esta sede. La inversión de Calderón ha sido de 18 mil dólares por persona.

Con capacidad para 4 mil 750 personas, distribuidas en mil 750 cabinas, Juan Solís recuerda que el proyecto nace cuatro años atrás, al término de Sudáfrica 2010, en el que también aparecían como la agencia oficial de la Femexfut.

"Desde Sudáfrica sabíamos que en los Mundiales de Francia y Alemania se dieron muchos fraudes a mexicanos. Inclusive en Sudáfrica hubo gente engañada en situación de boletaje, entonces FIFA nos vuelve a dar la licencia (ya lo habían hecho también en 2010). Asimismo, en la FMF hacen una licitación y nos eligen como la agencia oficial de la FMF. Tenemos ocho años con ellos", afirma.

Con 45 años en el mercado, la empresa pertenece a Luis Quintero, quien es inversionista único, sin sociedades. Por eso ha resultado mayúsculo el susto que ha pasado cuando México estuvo a punto de no asistir al Mundial, por el mal papel realizado durante la eliminatoria.

"Cuando se firman los contratos con la naviera, no hay vuelta de hoja. No era de que vamos a ver cómo nos va y si no me fue bien cancelo el barco, los aviones y ahí nos vemos. El riesgo era total. Teníamos el barco, los aviones y no se podían cancelar. Teníamos el licenciamiento de FIFA, que nos pide cierto límite de boletaje y en el cual se tiene que cumplir. No había vuelta de hoja", rememora ahora, aliviado, a sabiendas de que el diseño está hecho para el Tri.

"En caso de que México califique a octavos tenemos garantizados boletos para verlo y estamos preparados para el turismo mexicano. Quien quiera comprar de último momento tenemos la capacidad para recibirlos y los aviones para volar. Estamos preparados, en el caso de ganar o empatar contra Brasil y si llegan al cuarto juego, estamos listos para recibirlos", asegura.

 

De hecho el pasajero que venga a esos paquetes va a ver los dos juegos de octavos de final del Grupo A, ya sea apreciar el duelo de Brasil en Bello Horizonte, en caso de que califique primero en el sector, y si México es segundo sería en Fortaleza. "Esos dos juegos están garantizados", añade.

Posteriormente el paquete se empieza a convertir en más internacional a partir de octavos, "porque ha sido tanta la expectativa a nivel Mundial que hay países que nos están comprando para cuando el barco esté en Río de Janeiro y en Santos, nos están comprando cabinas para seguir los juegos de cuartos, semifinal y final".

En los primeros cinco días la ocupación del barco ha sido de un 70%, pero en adelante será del 100%, a decir de Solís, quien después del lunes ha visto salir a mil 200 personas que adquirieron paquete uno y ahora han recibido 2 mil 700 más.

Aunque después del duelo contra Brasil ya no tendrán a uno de sus grandes atractivos, el ex presidente Felipe Calderón.

 

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

En video

{{video.node.date}}