Al arrollar a Suiza el DT ‘bleu’ celebra, pero ahora ya se centra en Ecuador

Deschamps recupera la mesura

Reuters
Las estadísticas están a favor de un avance de Francia a la final. Desde el título conseguido hace 16 años, la seleccion gala se despidió en la primera fase o llegó al último partido

@univ_deportes

SALVADOR, Brasil.— Las expresiones de alegría no son una característica de Didier Deschamps. Sin embargo, después de que Francia arrollara a Suiza en Brasil, el técnico francés no pudo disimular su satisfacción.

“Fue una noche maravillosa”, aseguró el entrenador mientras  aún resonaban los cánticos de la hinchada que acompañó a los bleus durante el partido.“Seis puntos en dos partidos es lo ideal”, concluyó Deschamps. “Esto es como en 1998”,  lanzó el técnico que dio ese año a Francia su única Copa del Mundo.
Un día más tarde, el propio Deschamps  pidió frenar la euforia: “Sólo quedamos casi clasificados. No pienso aún en los octavos de final” , señaló. “Sabemos que aún nos queda trabajo por delante”.

Las estadísticas están a favor de un avance de Francia a la final. Desde el título conseguido hace 16 años, la seleccion gala se despidió en la primera fase o llegó al último partido.
“Francia es mejor que Italia e Inglaterra”, dijo el seleccionador suizo, Ottmar Hitzfeld. “Tiene individualidades que otros equipos no tienen. Seguramente se cuenta entre los favoritos al título”.

Los goles de Olivier Giroud y Blaise Matuidi inauguraron el festival de goles bleu en el Arena Fonte Nova. Los tantos de Mathieu Valbuena (40’), del propio Benzema (67’) y de Moussa Sissoko (73’) sellaron la goleada.

Francia, que en Sudáfrica 2010 se despidió en la primera fase luego de  diferencias en el vestuario, llegó a Brasil por la puerta de atrás.

Relegada a jugar una repesca ante Ucrania, los de Deschamps cayeron en la ida por 2-0, pero dieron la vuelta a la eliminatoria en París. A esas dudas se sumó la baja de su estrella, Ribery, que aquejado por un problema en la espalda renunció al Mundial.

“La primera prueba real se convirtió en una verdadera demostración futbolística”, señaló  el diario L'Equipe.

La gran actuación de Francia en el primer duelo ante Honduras desató la confianza de la gente y el choque ante Suiza registró un récord televisivo, fue el partido más visto, 16.7 millones de espectadores, en el país galo desde la final del Mundial de 2006, en la que la selección blue   cayó con Italia.

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

En video

{{video.node.date}}