En el PSV Eindhoven

Bryan Ruiz, el espía 'holandés' de Costa Rica

AP
Jorge Luis Pinto contará con su delantero titular para obtener información acerca de su próximo rival, Costa Rica

SANTOS, Brasil.- Cuando Jorge Luis Pinto ha tenido que investigar sobre los rivales de Costa Rica en la segunda fase de la Copa del Mundo, el técnico no tuvo que ir muy lejos al encontrar fuentes de información en su propio plantel.

Primero fue Joel Campbell, el delantero del Olimpiakos de Atenas, previo al partido ante Grecia en los octavos de final. Ahora, para el duelo frente a Holanda en cuartos, a quien le toca a dar pistas y señales es a Bryan Ruiz.

Autor de dos goles en este Mundial, Ruiz es un volante ofensivo de 28 años que completó la última temporada en la liga holandesa con el PSV Eindhoven y previamente se consagró campeón del Eredivisie con el Twente.

"Conozco con perfección a los jugadores de (Holanda) por todos los años que jugué allá y también los que están en otras ligas", dijo Ruiz el jueves. "Mucho de los que están en el equipo titular también participan en Holanda. Los enfrenté en los cinco meses que estuve ahí. El profesor Pinto me ha preguntado y he aportado un poco en el análisis de los jugadores que yo conozco".

Surgido en la Liga Deportiva Alajuelense en Costa Rica, Ruiz dio el salto a Europa hace ocho años con el Gent, un club de Bélgica. De ahí fue transferido al modesto Twente, triunfando con creces. Metió 24 goles y repartió 22 asistencias en la temporada de 2010, en la que Twente conquistó el primer campeonato de liga de su historia.

Cuando fue vendido al Fulham inglés en 2011, recibió una despedida de ídolo en Twente, dando una vuelta olímpica al estadio con un ramo de flores rojas.

Espigado con sus 1,88 metros, Ruiz es el diez y capitán de la selección del "tico taca" que ha causado revuelo en el Mundial brasileño tras ganar un grupo de primera ronda contra tres ex campeones, Uruguay, Italia e Inglaterra.

Su gol de cabeza en el triunfo ante Italia fue de puro oportunismo goleador, moviéndose con sigilo dentro del área para cabecear un centro de Junior Díaz. El otro fue el zurdazo de primera, casi con efecto somnoliento, con el que anotó el tanto que abrió el marcador en el empate 1-1 contra Grecia, un partido que se definió por penales.

Cualquier diría que es otro jugador holandés, con la sobriedad que tiene para rematar y filtrar pases.

Y aquí está para enfrentar a la Oranje.

"Es el partido más importante de nuestras vidas", dijo Ruiz. "Hemos hecho un gran Mundial, pero no queremos quedarnos ahí. Hay que ser sinceros, sí sentimos que tenemos oportunidad de ganarles".

"Jugar con Holanda lo hace tal vez un poco más especial", añadió. "Enfrentar a los mejores de Holanda en cuartos de final es un sueño para cualquier jugador costarricense".

En el PSV, Ruiz fue compañero de dos jugadores con los que se topará el sábado en la Arena Fonte Nova de Salvador. El primero es Georginio Wijnaldum, un volante ofensivo que es titular habitual. El otro es Memphis Dempay, un extremo que es una de las revelaciones jóvenes del torneo por sus dos goles anotados tras ingresar de cambio.

"No he tenido contacto con Memphis ni con Georginio. Seguro que en el partido nos saludaremos y hablaremos un poco y luego cada quien concentrado en el partido", señaló Ruiz.

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

En video

{{video.node.date}}