Adiós al anfitrión

Lamento y decepción en Brasil, cae el pentacampeón

En las gradas, en los fan fest, en toda la nación, los brasileños no pueden creer esta historia

El amarillo del Estadio Mineirão de Belo Horizonte se apagó. Alemania se impuso con un marcador 7-1 sobre el anfitrión en la semifinal de la Copa del Mundo Brasil 2014, un partido que duele en el alma a la afición amazónica.

Los siete goles teutones acabaron con la fiesta brasileña que disfrutó de seis partidos hasta esta semifinal que vió un cruel desenlace.

En las gradas, en los fan fest, en la playa de Copacabana, en todo Brasil, los brasileños no podían creer esta historia, esta maldición que se vivió en su propia casa.

Quizá sea la falta de dos de sus estrllas, Neymar y Thiago Silva, pero la selección brasileña cayó fuerte ante el futbol alemán.

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

En video

{{video.node.date}}