La 'Mannschaft' tuvo visita de lujo tras la obtención del campeonato

Merkel, apoyo de principio a fin

Tomada de Twitter Jens Grittner
Desde su debut, la canciller alemana estuvo presente con su selección, ahora se añade al festejo el presidente germano Joachim Gauck

@univ_deportes

Cuarta estrella que se borda en la casaca teutona, no sin antes sufrir ante una pundonorosa albiceleste. El inicio de Brasil 2014 tuvo buenos augurios para la 'Mannschaft' que vio cómo una de las mujeres más poderosas e influyentes en todo el mundo estaba con ellos desde el 4-0 propinado a la selección lusa de Cristiano Ronaldo. La fotografía que se tomó en aquella ocasión con los dirigidos por Joachim Löw sólo fue el arranque. La máquinaria alemana se encendió y no se detuvo hasta lograr el título.

Hoy, el ciclo se cierra. El otrora criticado estratega de los teutones levanta el puño y sonríe por la satisfacción de lo conseguido. No podía faltar la tradicional cerveza, tampoco el orgullo de portar el uniforme -sólo Mesut Özil no la trae puesta- incluso después de muchos minutos de terminado el partido. Y en el centro, la célebre canciller alemana Angela Merkel y el presidente Joachim Gauck sonríen pero no tocan la copa que Schweinsteiger y Özil sostienen.

Toda Alemania siente el orgullo de tener colgado un cintillo azul del que pende un color que todos anhelan y que ahora 'La Máquina Perfecta' tiene: un nuevo bordado en su blanco uniforme, un símbolo de los tetracampeones del mundo, un tatuaje permanente: la cuarta estrella dorada.

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

En video

{{video.node.date}}