"América para los americanos"

A retener el orgullo de un continente

La Albiceleste y la ‘Verdemarela’ se han encargado de que los europeos no hayan ganado en América

daniel.blumrosen@eluniversal.com.mx

Los estadounidenses John Quincy Adams y James Monroe la crearon con fines políticos, pero las selecciones de Brasil y Argentina la han llevado a la práctica dentro del campo. Hoy, la Albiceleste deberá hacerlo por tercera vez.

“América para los americanos” reza el lema que distingue a la “Doctrina Monroe”, documento promulgado por la Unión Americana en el primer cuarto del Siglo XIX. El objetivo era censurar cualquier intervención de algún país europeo en América... Tal como lo han hecho la Canarinha y su eterno rival en las Copas del Mundo efectuadas en América.

Brasil 2014 es la octava edición que se lleva a cabo de este lado del océano Atlántico, sexta en fila que tiene a un combinado americano y a otro europeo en el duelo por el título. Las primeras dos fueron dirimidas por representantes del “nuevo mundo”.

Uruguay venció a Argentina (4-2) en 1930 y a Brasil dos décadas después (2-1), aunque ésta no fue un choque por la corona en forma. Aquel Mundial tuvo una ronda final entre cuatro selecciones (Suecia y España). A los locales les bastaba empatar para proclamarse monarca del orbe.

Chile 1962 marcó el inicio de una racha de imbatibilidad que la Albiceleste debe mantener hoy, contra Alemania, sobre el lienzo verde del mítico estadio Maracaná.

La dos veces monarca del planeta ya ha defendido el honor del continente americano en Argentina 1978 y México 1986.

Primero, tuvo que llegar a los tiempos extra para superar a la segunda versión de la genuina Naranja Mecánica (3-1). Ocho años después, un mágico pase de Diego Armando Maradona a Jorge Luis Burruchaga otorgó la Copa FIFA, ante la siempre peligrosa Mannschaft (3-2).

Vencer nuevamente al tricampeón mundial le permitirá igualar a Brasil, selección que ha derrotado a combinados del viejo continente tres veces. Dos contra Italia (1970 y 1994), además de una ante Checoslovaquia (1962).

Todo empezó el 17 de junio de 1962, en el estadio Nacional de Santiago. Sin Pelé, mas con Garrincha, Didí y Vavá, el Scratch du Oro superó a los checoslovacos (3-1).

El doblete contra la Squadra Azzurra fue logrado en naciones pertenecientes a la Concacaf.

Triunfó en el Estadio Azteca de la ciudad de México (4-1), el 21 de junio de 1970, y gracias a una serie de penaltis, sobre el hirviente césped del Rose Bowl de Pasadena (3-2), el 17 de julio de 1994.

De los cuatro continentes que han organizado, al menos, una edición del Mundial, América es el único en el que nunca se ha coronado un representativo de otra región. Brasil lo hizo en Suecia 1958 y Corea del Sur-Japón 2002, mientras que España levantó el trofeo de las ilusiones en Sudáfrica 2010.

La Verdeamarela y la Albiceleste se han encargado de que el honor americano no sea mancillado. La XX Copa del Mundo fue armada para que ambos llegaran a la final, aunque los de casa fallaron.

Quedan los argentinos, quienes deben aplicar el lema distintivo de la “Doctrina Monroe”.

 

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter

En video

{{video.node.date}}