La Cultura del Mundial
La Cultura del Mundial
Javier Vargas

COLUMNAS ANTERIORES

Las artes visuales y el futbol

Ciertas actividades lúdicas antiguas que hoy se engloban como deporte han dado tema para representación pictórica

rjavier_vargas@terra.com.mx

Desde la más remota antigüedad, la actividad deportiva ha sido tema de pinturas, dibujos y esculturas. Para los griegos, las competencias no sólo tenían un sentido religioso, sino que se relacionaban con lo mejor de la cultura. El escritor británico John Ruskin (1819- 1900) ha dicho: “Cada vez que las facultades humanas alcanzan su plenitud, necesariamente se expresan por medio del arte”. Por eso, durante el Campeonato Mundial de Brasil 2014 han aparecido en las paredes de las ciudades sedes, especialmente en Río de Janeiro, pinturas y dibujos con escenas de los partidos de futbol, incluidas las atajadas del portero mexicano Guillermo Ochoa y la mordida de Luis Suarez.

También el artista visual Simón Prades ha retratado a jugadores en acción e incluso protestas del pueblo brasileño.

En el libro Historia cultural del deporte, de Richard Mandell, se lee: “En el campo de las artes visuales, ciertas actividades lúdicas y rituales que existían desde hace muchos siglos y que hoy englobamos bajo la palabra deporte han proporcionado abundantes temas para la representación pictórica. Los mayas, aztecas e incas dejaron muchas imágenes de luchadores y jugadores de pelota en sus cerámicas y esculturas… Titanes como Miguel Ángel, Rafael y otros de su tiempo idealizaron con entusiasmo el tipo físico del atleta que ha había sido tratado en la antigüedad por los escultores helenísticos”. En Inglaterra, el artista Thomas Rowlandson realizó diversos grabados con escenas del futbol local y otros deportes típicamente ingleses. 

“Todo acto de creación es un acto de amor”, decía el escritor mexicano José Revueltas. A lo que el poeta Carlos Pellicer agregó: “Toda obra de arte es generadora de luz”. Coincidentemente, entre los pintores impresionistas que incluyeron el deporte en su temática creativa destacan, Edouard Manet, quien decía que en una figura “hay que buscar la gran luz y la gran sombra”; también Georges Seurat invitaba a “emborracharnos de luz… eso nos consuela”; Paul Signac, prefería los colores puros, con escenas que reflejaran la energía, el gesto, las contracciones musculares y el movimiento que caracteriza a los atletas en acción. Incluso el francés, Robert Delaunay (1885- 1941) pintó en los años veinte unos futbolistas en plana acción, en lienzos con colores netamente impresionistas.

Para el pintor y escultor mexicano Juan Soriano, “El arte es profundamente humano y está cargado de bondades, defectos y errores del hombre”. De ahí que el grabador francés André Dunoyer de Segonzac (1884- 1974) declaró: “El movimiento y la belleza plástica de los deportistas siempre me han fascinado. Por ello he intentado mediante el trazo, reproducir a la vez la potencia y el dinamismo que desprenden”.

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter