Así es el futbol
Así es el futbol
Miguel España

COLUMNAS ANTERIORES

12/07/2014 - 06:20
07/07/2014 - 06:18
03/07/2014 - 00:04
24/06/2014 - 00:10

Alemania conquista América

No te pierdas la columna de Miguel España

elcapiespana@gmail.com
La máquina alemana recoge después de 24 años el fruto de un proyecto enfocado a todos los ámbitos, desde las categorías menores hasta el nivel profesional. En el Mundial ganó el gusto por el buen futbol, aquel que pasa por saber jugar con el balón, con intensidad y nobleza. Los alemanes, sobresalientes en todos los aspectos, dieron una lección de táctica, creatividad y juego ofensivo en territorio americano ante brasileños y argentinos.

El partido comenzó abierto a causa de los nervios y las imprecisiones, con sensación de peligro en los dos arcos, pero el planteamiento de los técnicos y la intensidad de los argentinos propició un duelo cerrado, de pocos espacios porque los sudamericanos se tiraban atrás y dejaban a los alemanes controlar el balón.
Con el paso de los minutos los jugadores empezaron a reducir riesgos, las escuadras se anularon en el campo y por momentos parecían esperar el error del contrario, el cual llegó sorpresivamente del lado alemán, un pase retrasado de Toni Kroos habilitó a Gonzalo Higuaín, quien desperdició un gol que pudo modificar la dinámica del juego.

El cuadro argentino, que recuperó la esencia de la garra gaucha, llevó el partido a la zona que le convenía, consciente de que la posesión del balón pertenecería a los europeos, apostaron por el orden entre líneas y el despliegue rápido al frente, en busca de realizar un desempeño perfecto y achicar las distancias entre las plantillas. Con la diferencia de que los teutones llevan un trabajo de continuidad de al menos diez años y no dependen de una sola pieza en ataque o en defensa, como los argentinos requieren de Messi y Mascherano.

Pero si hubo un jugador que sobresalió en todo el campeonato fue el portero alemán. Pocas veces un guardameta resulta tan determinante no sólo por sus atajadas sino por su participación en todas las facetas del esquema táctico, Manuel Neuer no sólo domina los tiempos y los espacios en defensa, recordando a la estirpe olvidada del líbero, sino que incluso se permitió hacer un saque de banda en plena final. Además su presencia intimida a cualquier delantero, como sucedió en las tres jugadas más claras de todo el partido para Argentina, en las que ni siquiera tuvo que intervenir, su presencia bastó para atemorizar a Higuaín y Palacios, quienes desperdiciaron increíblemente dos oportunidades para adelantar a la albiceleste; mientras Messi, ante la presencia del guante dorado del campeonato, se vio obligado a ajustar demasiado su disparo, errando su mejor oportunidad. Argentina perdonó demasiado ante la portería mientras Alemania aprovechó una ocasión para sentenciar el título con una definición excelsa de Mario Götze.

En la ceremonia de trofeos FIFA volvió a demostrar sus sospechosas prioridades al  entregar el Balón de Oro a Lionel Messi. Un gesto impropio porque además de soslayar a grandes jugadores, principalmente en la plantilla alemana, señala aún más el bajo rendimiento del astro argentino, apagado en la fase final, extraviado como su última intervención en la final.

Te invitamos para que también nos sigas a través de Facebook Twitter